Están allí y si no estuvieran Madrid no sería lo que es. Son testigos de su historia, parte de su presente, emblema de su carácter y rasgos distintivos de su identidad señorial, ubérrima, cosmopolita y cambiante.
Están allí y, aunque hoy albergan sueños, proyectos y esfuerzos de plena vigencia, algún día fueron ellos mismos la razón de los desvelos de sus creadores y sólo una idea en sus mentes febriles.
Están allí y son codiciados cada día por los objetivos de miles de turistas mientras sus vecinos y usuarios los ignoran o apenas miran de reojo, como se vislumbra lo muy cercano.
Están allí y son los edificios de Madrid: el Cine Doré, la Iglesia de Santa Ana, la Casa de las Alhajas, la Real Casa de Correos, el Círculo de Bellas Artes, la Torre Picasso, el Palacio de Buenavista, la Casa de las Flores, el Teatro Real, el Jardín Botánico…y así hasta completar una larga lista que puede visitarse, en forma gratuita, durante esta Semana de la Arquitectura (2 al 12 de octubre).
La iniciativa parte de la Fundación COAM, el Ayuntamiento de Madrid, la Hermandad Nacional de Arquitectos, Ifema y Metro de Madrid, como celebración de los 75 años del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid.
Además de estas Jornadas de Puertas Abiertas de Edificios, que incluyen también lo mejor de Aranjuez y El Escorial, la Semana de la Arquitectura ofrece visitas guiadas, exposiciones, un ciclo de conferencias y presentaciones de libros y guías. El programa se completa con jornadas, cursos, talleres, propuestas audiovisuales e itinerarios en autobús, peatonales y ciclistas.
Ellos están allí, ahora abiertos y esperando.