puerta
-¡Qué extraño!- dijo la muchacha, avanzando cautelosamente. -¡Qué puerta más pesada!- La tocó, al hablar, y se cerró de pronto, con un golpe.
-¡Dios mío!- dijo el hombre. –Me parece que no tiene picaporte del lado de adentro. ¡Cómo, nos ha encerrado a los dos!-
-A los dos no. A uno solo- dijo la muchacha.
Pasó a través de la puerta y desapareció.

“Final para un cuento fantástico”, de I. A. Ireland, erudito inglés nacido en 1871 y muerto en fecha desconocida.
Este cuento está incluído en “Cuentos breves y extraordinarios”, de Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares.

Anuncios