El capítulo de la serie documental “Voces contra la globalización: ¿otro mundo es posible?” emitido ayer por TVE2 hablaba del hambre y la miseria. Un trabajo impactante del periodista Carlos Estévez hecho en base a entrevistas con expertos de variada procedencia y profesión e ilustrado con datos y cifras pero, sobre todo, con historias de vida. Y de muerte.
Una de ellas, breve, ejemplifica mejor que ninguna los alcances de la tremenda desigualdad que provoca este mundo de consumismo, televisión y marginados. Una madre africana mostraba a las cámaras lo que hace cuando ya no queda más comida con que alimentar a la familia. Esos días, frecuentes, la mujer pone a hervir piedras. Luego, coge a los niños y los acuesta sobre unas mantas justo enfrente de la olla hirviendo sobre el fuego. Mientras revuelve su misterioso y humeante contenido con un palo, les dice: “enseguida estará lista la comida…mmm…qué poco le falta…”. Lo repite una y otra vez, hasta que los pequeños se duermen acunados por la ilusión de una cena exquisita y atraídos por los sueños del banquete imposible.

.

Anuncios