Me entero gracias a la revista Zero Decora de que en Barcelona hay un centro comunitario dedicado específicamente a la detección de enfermedades de transmisión sexual en la comunidad homosexual masculina. Es el BCN Checkpoint, un lugar de diseño moderno y avanzada tecnología, “único por sus características en el Estado español y gestionado por la asociación Projecte del Noms-Hispanosida”.
Además de pruebas médicas para la detección del VIH y otras ETS, el centro trabaja para la “promoción de una sexualidad más saludable” y “ofrece actividades y espacios de reunión dirigidos específicamente a personas que viven” con esas enfermedades.
En su reportaje, Michael Meulbroek y Carlos de Cires explican dónde reside la importancia y la novedad en el enfoque y la gestión que supone el BCN Checkpoint, situado en la céntrica zona denominada Gaixample. Dicen los autores: “Para alcanzar unos resultados efectivos en la promoción de una sexualidad más saludable, es fundamental poder acceder a la información y a los recursos sobre la salud de una forma confidencial, respetuosa y positiva (…) Si se pretende llegar más directamente y de forma efectiva a nuestra comunidad, es necesario facilitar un clima relajado y empático donde uno pueda expresarse y relacionarse sin coacciones. Por otra parte, diversos estudios constatan la importancia de trabajar entre iguales si queremos llegar a un grupo concreto de población y obtener resultados óptimos”.

Anuncios