Chile es un país pequeño, esbelto como el tronco de la araucaria y relegado como ella al estrecho territorio adosado al cordón montañoso del fin del mundo.
Es una nación de paisajes subyugantes, hablar cantarín y grandes, grandísimos escritores y poetas. El aire austral, el mar embravecido y las cumbres andinas parecen inspirar la introspección y alentar en el buen uso de la palabra escrita.
Así, Chile ha dado al mundo nombres como los de Pablo Neruda, Gabriela Mistral, Vicente Huidobro y José Donoso, sólo por citar algunos, mis favoritos.
Hoy se cumplen diez años de la muerte del incansable Donoso, autor olvidado de prosa rica, despojada, provocadora y realista.

.
.

Anuncios