Hoy viernes 22 de diciembre cada uno tendrá que hacer su aporte a la paz mundial. No se preocupe, no se le pide dinero, ni que firme un manifiesto ni que concurra a una concentración. Tampoco que apoye un bloqueo o haga huelga.
Esta vez se le invita a disfrutar del sexo para generar, con la fuerza de ese orgasmo masivo, una corriente de energía positiva que contrarreste el poder de los ánimos violentos.
La singular iniciativa tuvo su origen en Estados Unidos. Fue idea de los activistas Donna Sheenan y Paul Reffell, quienes fundaron Global Orgasm y desde allí comenzaron a difundir la convocatoria para participar del “Primer Orgasmo Global Simultáneo por la Paz”.
Desde que empezaron con esta campaña auditan el número de visitantes que recibe su página web y su procedencia. Curiosamente, la ciudad de Madrid encabeza la lista, seguida por París, Los Ángeles, Bangkok y Barcelona.
Parece que los madrileños están listos para hacer hoy su gozoso aporte a la paz del mundo. Eso sí, estén precavidos: mientras se llega al momento culminante hay que pensar…¡en la causa! Y claro, lo último que se acepta es un “grito de guerra”.

Anuncios