Para confirmar mi teoría sobre los temas recurrentes, hoy me entero, gracias al blog de Darío Gallo, de que la casa en la que vivió Mafalda en Buenos Aires llevará una placa recordatoria.
La idea fue de Caloi cuando su colega Quino fue declarado “ciudadano ilustre” de la capital argentina. La recogieron el propio Gallo y Pablo Mancini, quienes fundaron la bitácora La Casa de Mafalda para buscar apoyo (juntaron más de 300 firmas) y darle difusión a su propuesta.
Una vez más, demostraron la influencia creciente que tiene el fenómeno blog. En pocos meses la iniciativa se materializó en un proyecto de ley y ahora acaba de convertirse en ley del gobierno de la ciudad de Buenos Aires.
El portal escogido por Quino para hacer vivir a la niña sabia que odia la sopa está ubicado en la calle Chile 371, en el porteño barrio de San Telmo. En el lugar una placa recordará a vecinos y visitantes que “aquí se sentó Mafalda”.

.

Anuncios