Son los habitantes de la villa Tanjing, situada adentro de una caverna en la montaña de Anshun, en la provincia china de Guizhou.
Un centenar de personas aún vive allí tal como lo hacían sus antepasados, en casas fabricadas con bambú. Se dedican al cultivo de granos en una ladera cercana a la inmensa cavidad, aunque la mayoría de los hombres han emigrado en busca de trabajo y los que quedan se afanan por construir una reserva de agua para garantizar el suministro, uno de sus principales problemas.
La villa Tajing tiene escuela primaria y corriente eléctrica, por lo que muchas de las precarias viviendas poseen televisión y algunas incluso refrigerador.
Todos sus habitantes pertenecen a la minoría étnica Miao, que conserva muchas de sus milenarias tradiciones y costumbres. Han rechazado varias ofertas de viviendas en el exterior por parte del gobierno chino.
Aunque la Han es amplia mayoría, en China conviven un total de 56 etnias.

Más:
En el China Daily
http://www.chinadaily.com.cn/photo/2007-01/17/content_786007.htm
Sobre los Miao
http://www.china.org.cn/xi-shaoshu/shaoshu/shao-miao.htm

Anuncios