Lo dijo el experto en felicidad Eduard Punset anoche en Madrid, durante su ponencia de apertura de las Jornadas Ciencia y Sociedad XI “Emociones básicas”.
La convocatoria superó las expectativas y el auditorio del Museo de la Ciudad se quedó pequeño para tanto público, por lo que la organización colocó una pantalla y sillas en el hall. Aún así, había muchas personas sentadas en el suelo siguiendo la disertación del economista,abogado, escritor y divulgador científico.
Punset habla mucho, bien y claro. Superados algunos problemas técnicos inicales, supo mantener a su audiencia atenta y concentrada en un viaje imaginario por las emociones humanas y como premio le ofreció una rápida guía para sumergirse en la búsqueda de la felicidad.
Según él mismo confesó, la punta de la madeja -la que despertó su curiosidad sobre el tema, lo llevó a estudiarlo, a escribir varios libros y a dedicarse a este tipo de actividades de divulgación- fue la constatación de la “infinita capacidad del hombre para ser infeliz”, ya que solo le basta imaginar o soñar con desventuras, temores y peligros para angustiarse.
La propuesta es contundente: “debemos aprender a gestionar nuestras emociones”. Lo de las obsesiones sucesivas como método para ser feliz lo ha constatado Punset en su propia vida (se adivina su dedicación compulsiva al trabajo) y en estadísticas que demuestran que “los más infelices son los parados* y, en segundo lugar, quienes cuando llega el fin de semana no saben que hacer, por lo que lo pasan en casa mirando tele”.
Punset sostuvo que “no hay que destruir ninguna emoción: hay que gestionarlas, manipularlas…aunque no es fácil”. Y también debemos comprender y aceptar que “somos una especie que, al contrario de los mamíferos, tenemos emociones mezcladas”.
El experto habló de algunas emociones que pueden servir para hacer la vida mejor o que, por el contrario, hay que controlar para no sufrir innecesariamente. Entre las primeras hizo un alegato encendido de la sorpresa. Si bien “es una emoción ambivalente, espontánea e inconsciente” y “puede desembocar en el miedo”, también “podemos utilizarla más a menudo para disfrutar y estar bien”, aseguró.
En cuanto a las emociones peligrosas, quiso resaltar los “efectos nefastos” del miedo: “son espantosos, tanto a nivel psíquico como físico”, pues entre otras cosas “paraliza, interrumpe el crecimiento e incluso el ciclo menstrual en las mujeres y disminuye el volumen del hipocampo, órgano importantísimo y necesario para la memoria”.
Punset abogó además por aprender a distinguir entre la ansiedad, que sirve para ponernos en alerta y prevenirnos, y el miedo, que sólo debemos sentir cuando “nos va a comer el león”.
Entre los consejos que dio para ser felices, sostuvo que “la felicidad está en la sala de espera de la felicidad”. Un aparente juego de palabras para decir que la búsqueda en sí, el proceso para conseguir nuestras metas y objetivos, es lo que debe hacernos sonreir, disfrutar y sentirnos plenos.
También señaló la necesidad que tiene el hombre de “sentir que controla algo, que es dueño de lo que hace” y dijo que, entre los factores externos, “el único que tiene una correlación directa y clara con el índice de felicidad es el de las relaciones personales, y un componente importantísimo de ellas es la capacidad de amar”.
Durante su charla Punset hizo referencia a varios científicos y pensadores que han estudiado estos temas, revelándose una vez más como el cientificista que es y que lo lleva a dirigir el programa REDES en Televisión Española. Habló una hora y media en lugar de los 45 minutos previstos y aún así se despidió, al igual que el público, con la sensación de que aún queda mucho por analizar, pensar y fundamentalmente aprender sobre el tema.

* desempleados

Las Jornadas Ciencia y Sociedad XI son gratuitas y con entrada libre hasta completar aforo. Se realizan cada jueves, hasta el último de marzo, a las 19.30, en el Museo de la Ciudad de Madrid, con el auspicio de la Fundación Santander Central Hispano y coordinadas por Punset.
El siguiente ponente será el filósofo José Antonio Marina (“Anatomía del miedo”). Luego estarán Luis Rojas Marcos (“Depresión: la tristeza maligna”), Robert Hare (“El lado oscuro de la personalidad”), Brian Parkinson (“Emociones sociales”) y cerrará el ciclo Jesús Mosterín (“Las emociones: qué son, dónde están y qué papel desempeñan”).

Anuncios