El cuerpo humano, tan cercano, tan común, nos sigue, sin embargo, maravillando. Y encierra aún misterios, secretos y visiones que desconocemos o apenas intuimos. Bodies The Exhibition recorre el mundo generando, a partes iguales, sorpresa y conmoción. No es para menos: los cuerpos que se exhiben, vivaces y coloridos, son reales.
Bodies The Exhibition se organiza en torno a dos ideas centrales: por un lado, mostrar el cuerpo humano en movimiento, revelando así la increíble complejidad involucrada en cada acción cotidiana por pequeña que sea, y, por otro, reflejar el efecto que producen ciertas enfermedades y adicciones en el organismo, como la obesidad, el cáncer de pulmón, la cirrosis, la osteoporosis, la artritis o el tabaquismo.
La muestra está compuesta por veintidós cuerpos enteros y más de 260 órganos o piezas incompletas. Actualmente visita Estados Unidos (New York, Atlanta y Tampa)y a partir de abril podrá ser vista en Londres.
Los cadáveres -que provienen en su totalidad de China- son conservados en perfecto estado gracias a una técnica conocida como “preservación por polímeros”. Básicamente se trata de disecarlos y reemplazar sus líquidos por un compuesto de goma, proceso que puede llegar a requerir un año de trabajo si se trata de un cuerpo entero.
El director de la exhibición, Roy Glover, es profesor emérito de la Universidad de Michigan, donde dirige el Departamento de Preservación por Polímeros. Afirma que el hecho de que las piezas de exhibición sean reales permite al público comprobar y entender más fácilmente la variedad y la complejidad del organismo y apreciar su intrincada y preciosa anatomía. Y porque “el cuerpo no miente”.

Anuncios