Jolanta era el nombre clave de Irena Sendler durante la Segunda Guerra Mundial. Así la llamaban los 2.500 niños judíos a los que sacó del gueto de Varsovia mediante las más inverosímiles triquiñuelas y logró colar del lado ario, donde los reubicó en familias cristinas bajo una nueva identidad.
Irena Sendler fue condecorada ayer, a sus 97 años, por el Parlamento de Polonia. En el merecido homenaje el presidente de ese país, Lech Kacyzinski, la calificó de “gran heroína” y aseguró que merece el Nobel de la Paz.
La admirable historia de Jolanta -quien llegó a ser detenida y torturada pero jamás reveló la identidad ni la ubicación de los pequeños rescatados- puede leerse contada al detalle en la web de la Fundación Raoul Wallenberg y en la página del Proyecto Irena Sendler, que desarrolla un grupo de estudiantes estadounidenses para difundir su gesta.
.
.
Actualización 12/05/08
Irena Sendler murió a los 98 años.

Anuncios