Rita Hayworth

Rita Hayworth lo tenía todo: una belleza voluptuosa y elegante, un cuerpo estilizado, una permanente y ancha sonrisa en el rostro, una mirada soñadora y un espíritu contundente y urgente en su poder de seducción, pero a la vez frágil y misterioso. Pocas personas pueden ganarse a su audiencia, para siempre y con la pasión de los fanáticos, solamente con quitarse un guante al ritmo de un suave contoneo. Lo hizo en Gilda (1946) y desde entonces fue adorada como una de las más exquisitas pin-ups de la época y recordada como una de las grandes figuras del cine americano.
Hoy se cumplen veinte años de su muerte, provocada aún tempranamente debido al Alzheimer, a los 68 años, y cuando ya llevaba tiempo recluida por los tremendos estragos físicos y mentales que le causó la enfermedad.
Margarita Carmen Dolores Cansino fue criada para brillar sobre los escenarios. Comenzó su carrera muy pequeña, como pareja de baile de su padre, de origen español. A los 17 años fue descubierta por los grandes estudios y, desde entonces, no dejó de trabajar. Llegó a protagonizar más de setenta películas, además de innumerables portadas de revistas, calendarios y anuncios.
Su vida personal, como la de todas las divas, estuvo llena de triunfos, desgracias, secretos y escándalos. Se casó cinco veces, dos de ellas con Orson Welles y el Príncipe Aly Khan, con quienes tuvo a sus hijas Rebecca Welles y Yasmin Aga Khan. Esta última la cuidó hasta su muerte y se dedica desde entonces a luchar contra la enfermedad de Alzheimer.

Más información (en castellano)
Rita en Wikipedia (en inglés)
Sus fotos.

Anuncios