Rutka Laskier“Tengo la sensación de que escribo por última vez. Hay una redada en la ciudad. No se me permite salir y me estoy volviendo loca, prisionera en mi propia casa (…) Después de unos días hay algo en el aire (?). Sin aliento, la ciudad espera lo que va a ocurrir, y esta espera es peor que cualquier cosa. Me gustaría que todo esto ya hubiera terminado. Este tormento es el infierno”.
Lo escribió en su diario la adolescente judía Rutka Laskier en abril de 1943, pocos días antes de ser enviada al gueto de su pueblo, en Polonia, y de allí al campo de concentración de Auschwitz.
Ella no sobrevivió, pero su diario sí lo hizo, escondido durante sesenta años por su entonces amiga Stanislawa Sapinska, quien acaba de entregar las hojas amarilleadas por el tiempo al centro para la memoria Yad Vashem de Jerusalén.
Al conocer esta historia es inevitable recordar a Anna Frank.

Leer más sobre esta noticia.

Post relacionado:
El árbol de Anna Frank

Anuncios