La palabra meme fue creada por el científico Richard Dawkins para definir la unidad mínima de transmisión de herencia cultural (una especie de “gen cultural”). En internet meme tiene un significado muy diferente: se llama así a los post en cadena que se envían de blog en blog, un fenómeno muy frecuente hasta ahora en el correo electrónico.
Algunos envían un meme buscando generar más visitas a las páginas invitadas a continuar el juego, pero la mayoría lo hace por proponer temas nuevos, conocer la opinión de otros blogueros al respecto y -fin que no es menor en este mundillo- divertirse.
Los memes más populares son los cuestionarios o listados del tipo “diez libros que me cambiaron la vida”, “cinco razones para escribir un blog”, “veinte propósitos para el año nuevo” u “ocho cosas que no sabías de mí”, que es como se llama el que me pasó hace unos días Chili y al que propongo dar salida hoy.

Aquí van mis ocho confesiones:

1- Odio las cadenas, especialmente las que circulan por correo electrónico. Siempre las corto y casi nunca leo el mensaje en su totalidad. Es posible que no sea muy coherente entonces que ahora empiece a responder memes. Y bastante probable que dentro de poco, cuando la práctica se generalice y los temas se repitan, también empiece a odiarlos. Pero ahora, y a este en concreto, tengo ganas de sumarme.

2- Soy muy organizada y ordenada. No puedo trabajar cuando hay caos a mi alrededor. Me gusta ordenar cajones, armarios y estantes; me ayuda a pensar. Hago listas de todo: de la compra, de libros por leer, de temas por investigar, de cosas por hacer y de webs por visitar. 

3- Tengo cinco agujeros en las orejas (tres en una, dos en otra). Ningún piercing, ningún tatuaje. Pero tal vez algún día me haga más agujeros en las orejas.

4- Compro regalos todo el tiempo. Cuando veo algo lindo y a buen precio, lo compro. Lo guardo hasta que se presenta la ocasión para regalarlo (cumpleaños, viaje a Argentina, visitas). Mis amigas se divierten bastante a mi costa por este asunto.

5- Puedo leer en cualquier lugar. Sí, leíste bien, en cualquiera.

6- Se me nota todo en la cara. No puedo evitarlo ni disimular, aunque lo intente.

7- Mil veces me propuse llamar más seguido a la familia y los amigos, pero nunca cumplo. ¿Motivos? Pereza, complicaciones por la diferencia horaria…más pereza….Igual no me gusta NADA hablar por teléfono. Yo soy más de charla con café o mate mediante y del correo electrónico.

8- En ciertos aspectos soy, como dijo un amigo, de “un básico subido”. O sea, primaria. Especialmente con el hambre y el sueño. Si tengo hambre me duele la cabeza, me pongo de mal humor y no puedo pensar ni hablar hasta haber comido algo. Con el sueño me ocurre algo parecido. 

Por lo que he podido rastrear, este meme ha circulado ya por varios países y por decenas de blogs. Me intriga saber a quién y a dónde seguirá llegando. Les aseguro que, una vez puestos, los items salen solos y cuesta limitarse a ocho. Yo puse los primeros que se me ocurrieron, sin pensarlo dos veces. Le paso la posta a La SpectatriceeBlogGárgolaSesión Golfa, JorgeLetralia y Marcelo Figueras.

Anuncios