Después de unos años recorriendo Andalucía han recalado en Madrid, más concretamente en la plaza junto al mercado de Fuencarral, en Chueca. Allí, Lyndon y Jose sonríen junto a sus dos perros mientras esperan la limosna de la gente que pasa. Tienen a sus pies cuatro carteles que rezan: “para comida”, “para vino”, “para porros”, “para cocaína”. Al lado de cada uno de ellos hay una lata esperando las monedas y deseando algún billete.
Pero no en todo estos mendigos viven al margen de la sociedad. Como pueden ver en la foto (créanme que me llevó unos cuantos segundos superar el shock para poder buscar el teléfono móvil), Lyndon y Jose están informatizados. Y aún más, tienen su propia página web, con una frecuencia en la actualización y unas características (está en inglés y en español, incluye un blog, tiene fotos, videos, una sección de FAQ, enlaces, etc.) que muchos envidiarían.
Su nombre (aparece en la camiseta del hombre de la foto) es toda una autoconfesión y una declaración de intenciones: http://www.lazybeggers.com*

* lazy en inglés es perezoso, y beggar -que no begger– es mendigo/a.

Anuncios