Robert Rodríguez asegura que hay quienes matarían por un buen “puerco pibil” (o “cochinita pibil”), como sucede con el  agente Sands en El Mexicano. Por eso, el director nos enseña a preparar este aromático plato propio de la cocina tradicional mexicana.
Además, en este corto R.R. nos regala otra de sus máximas (“ya que tenemos que comer toda la vida, mejor comer bien, ¿no?”) y su secreto para ser un perfecto anfitrión: la especialización. El cineasta aconseja elegir los dos o tres platos que más nos gustan y prepararlos con frecuencia hasta estar seguros de dominar la receta. Luego podemos confeccionar una pequeña carta o menú con las delicias que se ofrecen en nuestra cocina y así estar seguros de que nuestros invitados saldrán siempre satisfechos con los resultados. Él lo ha hecho y en el video nos muestra su listado, que incluye pizzas, pastas, fajitas, taquitos, carnes, sopas y postres. Por algo es el teacher
¿Preparados? Segunda clase, pues: Puerco Pibil.

Anuncios