Venus, de BoteroMundo contradictorio el que habitamos. Mientras en gran parte del globo
las mujeres nos sometemos a todo tipo de dietas para bajar de peso, las huesudas modelos 
son diosas sobre y fuera de las pasarelas y la carne se prefiere prieta y magra, en Nigeria las
mujeres más deseadas son obesas.
Como revela hoy la BBC, las nigerianas de clase alta
que aspiran a lograr un buen matrimonio ingresan en clínicas especiales en las que se someten
a un riguroso plan para engordar. En base a una alimentación rica en calorías y mucho descanso,
estas mujeres consiguen obtener la exuberante figura que sus futuros maridos gustan y ostentan
como símbolo de estatus, pues como alguna vez también creyeron nuestros antepasados,
en Nigeria la gordura es considerada la mejor prueba de prosperidad.

Anuncios