Hoy a Harper Lee no le quedará más remedio que volver a aparecer ante las cámaras y darse lo que ella considera un indigesto baño de flashes, adulaciones, aplausos y preguntas. Será durante la ceremonia en la que se le hará entrega de la medalla presidencial de la libertad (Presidential Medal of Freedom), el mayor honor civil que concede su país, Estados Unidos, en reconocimiento a su excepcional contribución a la literatura. La que hizo con su único -y genial- libro escrito, Matar a un ruiseñor.

Otros posts sobre Harper Lee:
Mejor callar
El pecado de matar a un ruiseñor

Anuncios