Con varias novelas y ensayos publicados en su haber, la escritora Belén Gache lleva una década fascinada por las posibilidades de la literatura experimental y la poesía electrónica. Esta inclinación la ha llevado a sumarse al colectivo argentino Fin del Mundo, que se propone explorar la relación entre arte e internet. Para ello, ofrece su web a artistas de diversa escuela y procedencia como espacio virtual en donde pueden experimentar “en los márgenes de sus propios campos artísticos”.
El blog de los sueñosUna de esas intrépidas exploradoras artísticas es Gache con El Blog de los Sueños, una bitácora en la que cuenta cada día lo que soñó la noche anterior y que ella compara con un “un diario personal” o, mejor, con un “nocturnio, si con diario nos referimos al día”.
Gache relata sus sueños con letras blancas sobre fondo negro, en español e inglés, y acompaña cada entrada con un dibujo de los mágicos personajes y extravagantes objetos que su mente le presentó solo unas horas antes, durante el reposo.

La escritora accedió a responder a esta mini-entrevista para Carpe Diem:

CD- ¿Cuál es el objetivo de este proyecto?
BG- La idea de escribir El blog de los sueños se me ocurrió el 1 de enero de 2007. El objetivo que me plantee con este trabajo era el de realizar una experiencia, te diría, casi científica y ver cuáles eran las temáticas sobre las que yo soñaba, qué imágenes aparecían en mis sueños y qué recurrencias había.

CD- ¿Los sueños son reales? Si es así, ¿cómo haces para recordarlos? ¿O son parte de tu trabajo como escritora y por tanto obras de ficción?
BG- Los sueños de El Blog de los sueños son absolutamente reales. Para mí, el desafío era hacerlo con mis verdaderos sueños. A partir de que decidí empezar el blog, me impuse la disciplina de intentar recordar mis sueños al despertar cada mañana. Como todos sabemos, existen diferentes tipos de sueños. Algunos se parecen más a imágenes. Otros son más narrativos. Algunos son muy largos y confusos. Yo decidí que incorporaría a mi blog únicamente aquellos que se me presentaban como una imagen o, en todo caso, con un componente narrativo mínimo.

CD- ¿Cuál es la importancia de los sueños? ¿Qué nos aportan?
BG- Me resulta sumamente interesante ver cómo surgen esas imágenes o textos en mi propio cerebro sin que yo tenga la menor incidencia volitiva sobre ellos. Hace unos años, yo ya había realizado un trabajo basado en mis sueños. Se llamaba precisamente Los sueños y hoy forma parte de mi antología de Wordtoys. En aquel momento (fue en abril de 2002) me preguntaba si un sueño funcionaba o no como un texto “encontrado”, ya que el grado de extrañamiento que uno experimenta con sus propios sueños hace que uno llegue a considerarlos directamente como textos ajenos.

CD- ¿Cómo funciona la literatura experimental en internet?
BG- Las nuevas formas como la net poesía o los hipertextos nos permiten expandir los textos, abrirlos hacia otros textos, quebrar la linealidad del medio gráfico y llevar a la práctica muchos de los conceptos que proponían las vanguardias históricas, especialmente el futurismo y el dadaísmo. De todas formas, según mi opinión, la literatura “experimental” siempre ha buscado formas de escaparse de las páginas, desde un graffiti en una pared o una performance poética hasta un video poema.

Anuncios