Una conocida puso su piso en alquiler en una especie de craiglist interno que circula entre los empleados de un organismo internacional. Pedía una persona “responsable, limpia y medianamente ordenada”. Entre otros mensajes, recibió este:

 “Hi. I am a girl in a very good shape that wants to live in a house near gyms”.

(!)