No sólo París cuenta con un modernísimo sistema de alquiler público de bicicletas. Algo bastante similar se puede encontrar en Barcelona, en Sevilla y en Málaga. Caminando por el paseo marítimo de esta última, hace unos días, me topé con una de las “estaciones” donde se pueden recoger y entregar los vehículos:

Foto de Laura Pintos

En el caso de Málaga el sistema se llama SmartBike y está gestionado por la empresa Clear Channel gracias a un acuerdo de colaboración con el Ayuntamiento y la Empresa Malagueña de Transportes (EMT). Se trata de una prueba piloto que funciona desde mayo pasado.
A diferencia de lo que sucede en la capital francesa, en la ciudad andaluza el uso de las bicicletas es gratuito para quienes posean tarjetas de transporte de la EMT, por un máximo de una hora. Estas personas, mayores de 18 años, deben gestionar una credencial de SmartBike presentando su abono y una tarjeta de crédito o débito, en la cual se le cargará el precio del vehículo en caso de no devolverlo pasadas veinticuatro horas desde su retirada.
En Málaga hay por el momento treinta bicicletas, dispuestas en las dos estaciones habilitadas en la Plaza de la Merced y en la Plaza de la Marina (donde tomé la foto).
Eso sí, el paisaje malagueño dista muchísimo del parisino, repoblado desde hace meses por cientos de afanosos y alegres ciclistas. En Málaga los vehículos sólo pude verlos reposando ordenadamente a la espera de viajeros.

Posts relacionados:
El éxito de las Vélibs
París tomada por los ciclistas
Mi “cittadina” naranja

Anuncios