¡Me encanta este anuncio!:

Y confirma algo que todos sabemos: viajar en metro siempre es más rápido. Pero quizás esta publicidad también responda a cierto descenso del número de pasajeros y como recordatorio de las ventajas que tiene el transporte subterráneo frente a algunas contras que últimamente se han exacerbado.
El metro de Madrid sumó ochenta nuevas estaciones en el marco del Plan de Ampliación 2003-2007. Esto hace que en la actualidad cuente con un total de 350 paradas distribuidas a lo largo de doce líneas más un ramal. Este impresionante entramado de vías cubre toda la ciudad por debajo de la superficie como un sistema capilar, y alcanza ya a gran parte de sus barrios periféricos y nuevas urbanizaciones, algunos bastante alejados y protagonistas de una importante reactivación gracias a su flamante conexión con el metro.
El problema es que cada vez se viaja peor. Imaginen que tienen un coche de cinco plazas, de tamaño mediano y, eso sí, gran confort y prestaciones, pero que de repente se suman trillizos a la familia. Más la abuela. Y el perro que tampoco quiere perderse los paseos familiares. Y que de camino el vecino les hace autoestop.
Así se viaja hoy en Madrid en las horas punta. De pie y apretujaos, pero entre desconocidos*.

plano del metro de Madrid

*Esta es la gran contra del metro madrileño. Para los que leen CD desde Argentina y alrededores, me gustaría señalar algunos detalles que por supuesto hablan muy a favor del subterráneo local. Además de que llega a casi todos lados, hay que tener en cuenta que la mayoría de las líneas cuenta con vagones muy modernos, que incluyen aire acondicionado y calefacción. También, que existe un abono mensual que supone un importante ahorro y que permite viajar tanto por metro como por autobús todas las veces que uno quiera.

Anuncios