Es evidente que la revolución propiciada en los usos y costumbres por el implacable avance y diversificación del universo digital afecta también a la literatura y al sector editorial en su conjunto.
La manera más inteligente de reaccionar -la misma que ha caracterizado siempre a las especies supervivientes- es la adaptación: buscar nuevas maneras de producción y difusión y nuevas formas de arte y también de negocio. Habrá que aprender a apreciar la literatura en forma independiente de su soporte y se deberá replantear, de forma seria pero sobre todo práctica, la cuestión de los derechos de autoría.
Sobre este tema me he topado durante la semana con varias cosas interesantes que me gustaría compartir:

1-  El País publicó un artículo en el que analizó el surgimiento de los “escritores fantasmas” y de los nuevos géneros (como la llamada “wikinovela”) a partir de uno de los fenómenos disparados por internet: importa más la historia que quien/quienes la cuenta/n.

2- Uno de los grandes creadores 2.0 del momento, el argentino radicado en España Hernán Casciari, propone la “blognovela” como escondite ideal para el autor. Tal vez una manera optimista de ver lo que se ha convertido -en vistas de lo complicado que resulta para los autores noveles lograr un acuerdo editorial- en una alternativa interesante y a tono con nuestra época para el escritor.

3- Todo esto está llevado a las propias editoriales a replantearse estrategias y también a que, aunque con pasitos de tortuga letrada, vayan “incorporando poco a poco nuevas funcionalidades y tecnologías sociales (blogs, wikis, rss, twitter, etc.) a sus sitios web con el fin de establecer mejores canales de comunicación con sus públicos objetivos”. Lo adelanta el blog Comunicación Cultural, siempre pendiente de los avances en el sector.

4- Sobre la actitud de todos los componentes del proceso editorial trata Edición 2.0. Los futuros del libro, de Joaquín Rodríguez, publicado por Editorial Melusina. La obra -en la que se analiza la modificación radical que vive la industria a la luz de los nuevos medios de producción y generación digital de contenidos- es en sí misma es una demostración de su argumento, pues se trata de una compilación de los posts publicados por Rodríguez en su blog Los futuros del libro.

5- Bloggers y twitteros escriben un libro sobre la revolución social provocada por la web 2.0.

Posts relacionados:
Libros de blogs
Benavides enseña en el nuevo boomeran.com

Anuncios