Anoche se realizó el cuarto twittmad. Éramos unos sesenta usuarios de Twitter, la mayoría también bloggers y no pocos además geeks, reunidos en un pub irlandés de Madrid. Ocupábamos toda la planta superior del local, que aunque estaba señalizada no quedó cerrada al resto de los clientes.
En medio de la noche dos parejas se colaron entre los twitteros. Mientras nosotros hablábamos de tecnología, comunicación y emprendimientos 2.0, una de ellas se ubicó en la barra y no paró de besarse como si no hubiera nadie más alrededor. La otra se sentó junto a una mesita redonda, justo al lado de un grupo grande que hablaba sobre los servicios más convenientes para la “bb“. En un momento oí que decían:

Ella -Pero este Papa, el Benedicto, sí que es culto.

Él – ¡Pero bueno! 

Ella -Oye, tienes que reconocerlo. Este es super culto. Te das cuenta. Es así.

Link:
El País habla de twitter y del twittmad

Anuncios