Así como hay gente que no puede explicar ni contener su fascinación por las tormentas o los incendios, la hay también que siente una extraña y magnética atracción por la electricidad. Como el australiano Peter, autor de la página Tesla Downunder, en la que recopila todo tipo de arriesgados experimentos que hacen él y otros fanáticos de todo el mundo con la corriente eléctrica.
El nombre de la web alude a las bobinas Tesla que se utilizan para estas impresionantes descargas. A quienes “juegan” con estos aparatos se los conoce en su jerga como “bobinadores”. Suelen construir ellos mismos estos y otros dispositivos secundarios con los que se dedican a probar cómo conseguir efectos de gran tamaño, en diversos entornos y con toda clase de elementos.
Peter dice que su amor por el alto voltaje nació de pequeño (hoy está en la cincuentena) cuando recibió de regalo su primer tablero eléctrico. Hoy, como pueden ver en las fotos, lleva su afición hasta extremos que aconsejo no repetir en casa. Ni en ningún lado.

tesladownunder.com
tesladownunder.com

tesladownunder.com

 

 

Anuncios