pueblosabandonadosHace sólo un siglo, la mayor parte de la población mundial vivía en áreas rurales y sólo un diez por ciento residía en las ciudades. Pronto la tendencia comenzó a revertirse, lenta pero inexorablemente, y para este año se anuncia que por primera vez en la historia se revertirá: seremos más los urbanitas que los habitantes del ámbito rural.
Esta situación es visible desde hace ya unos años en los cientos de pueblos despoblados que hay diseminados por toda la geografía española, que van extinguiéndose junto con sus últimos y ancianos moradores poblando el paisaje de fantasmas de piedra y madera.
Ahí están hoy, deshabitados y silenciosos, con su infaltable iglesia y sus enmohecidos muros, recordando viejas épocas de labranza, algarabía, correteos infantiles y faenas domésticas. La mayoría de ellos están condenados a la erosión del tiempo y el viento, otros se venden como propiedad privada y algunos protagonizan el rescate por parte de heroicos soñadores que huyen del cemento en busca de una vida más apacible.
De la recopilación de todas estas historias se ocupa el blog Pueblos abandonados, en un esfuerzo por contribuir a los proyectos de repoblación y, si no hay forma de oponerse a lo inevitable, al menos dejar vestigio escrito de lo que pronto serán sólo recuerdos.

Anuncios