Veinticinco años de cárcel y cinco más bajo libertad vigilada es lo que tendrá que pasar el inmigrante ecuatoriano de 20 años que en noviembre de 2006 asesinó a la actriz, guionista y directora estadounidense Adrienne Shelly en su estudio de Greenwich Village. La condena, dictada ayer, se emitió luego de que el propio Diego Pillco se confesara culpable y revelara detalles desconocidos de un crimen que en un principio estuvo lleno de misterio y de variadas hipótesis, incluida la del suicidio.La camarera
Aunque se creía que el asesinato se había producido en medio de una discusión, Pillco reveló en el juicio que mató a Shelly, de 40 años, cuando ésta lo encontró hurgando en su bolso. Él había llegado en forma ilegal a Estados Unidos y se desempeñaba como albañil para sobrevivir e intentar saldar su deuda de 15.000 dólares con quien le había facilitado el ingreso a ese país. Ese día, 1 de noviembre de 2006, trabajaba en una obra en el mismo edificio donde la actriz y flamante directora de Waitress (estrenada en forma póstuma en 2007, en España con el título La camarera) tenía su estudio. El joven se coló allí e intentó robarle la cartera del bolso, pero fue sorpendido por Shelly y reaccionó golpeándola y estrangulándola, tras lo cual la colgó con una sábana en el baño para simular un suicidio.
Ayer, en el juicio, los familiares de Shelly increparon a Pillco mostrándoles su inmenso dolor por la pérdida de un hija, madre, esposa y artista que todos apreciaban y consideraban “increíblemente inteligente, generosa, bella y divertida”. El joven, que será deportado una vez que cumpla la condena, también habló. Lo hizo mediante un traductor para decir que “ese día no tenía el propósito de hacerle mal a nadie” y afirmar que “si existiera la pena de muerte, la pediría para acabar con este sufrimiento”.
Una historia triste por donde se la mire y sin buen final para nadie. 

Fuentes: Daily News/El Universo.

Foto: Adrienne Shelly (en el centro) en un momento del rodaje de ‘Waitress’ junto a las actrices Keri Russell y Cheryl Hines.

Post relacionado:
Misterioso asesinato en Greenwich Village

Anuncios