Don Juan CarlosHoy asistí a la entrega de los Premios Internacionales de Periodismo Rey de España 2007, que convocan cada año la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la Agencia Efe. El acto se celebró al mediodía en uno de los pabellones del Jardín del Retiro de Madrid. Los premiados en esta vigésimo quinta edición fueron: en la categoría Televisión, el español Juan Antonio Sacaluga, del programa En portada, de TVE, por una serie de reportajes sobre la situación de la mujer en el mundo; en Radio, su compatriota Fran Sevilla, corresponsal de RNE en América Latina, por su trabajo acerca de los crímenes de Ciudad Juárez; en Fotografía, Raúl Estrella, del diario mexicano El Universal, gracias a una imagen que refleja la violencia popular en su país; en Prensa, el colombiano Alejandro Santos, de la revista Semana, en reconocimiento a una investigación sobre los asesinatos y desmanes cometidos por los paramilitares, y en Periodismo Digital José Rubiel Navia y Juan Pablo Noriega, autores de un reportaje multimedia sobre los extraños indígenas de la tribu yukpa publicado en eltiempo.com. Por su parte, el mexicano Germán Dehesa se llevó el Premio Quijote por un artículo sobre el idioma y el brasileño Rodrigo Cavalheiro, de Zero Hora, y el argentino Javier Drovetto, de Clarín, obtuvieron el Premio Iberoamericano por un trabajo de investigación conjunto acerca de los chantajes que sufren los camioneros brasileños a su paso por Argentina.
La ceremonia -que por primera vez fue transmitida en directo por internet– duró poco más de una hora y estuvo encabezada por el Rey Don Juan Carlos y la Reina Doña Sofía y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, entre otras autoridades. Congregó a la flor y nata de los medios de comunicación y tuvo como espectacular cierre la actuación sorpresa (en estos premios se acostumbra a no revelar por anticipado quién será el artista encargado de poner el broche de oro) de la cantante de fados Mísia.

Esta es la crónica formal y resumida. Si les interesan los detalles pueden leer la versión oficial. Pero no quiero dejar de comentar algunas impresiones mucho más personales (también llamados cotilleos en Spain y chusmeríos en Argentina):

– Estuve muy cerca de Montserrat Domínguez, pero no me atreví a felicitarla por su trabajo y su forma de hacer periodismo. Su caso es prueba de que la tele no favorece: es mucho más joven y guapa en persona. Tampoco saludé a mi viejo conocido, el ex alcalde de Estepona Antonio Barrientos. El mundo es un pañuelo, que dirían…
– Entre las muchas caras famosas vi la del actor Sancho Gracia. Todavía no entiendo muy bien qué hacía allí. Efe asegura que había gente de la cultura y el deporte, pero les aseguro que yo sólo vi periodistas a chorros, unos cuantos empresarios de medios y los infaltables políticos y diplomáticos.
– Es increíble lo que ha cambiado Leire Pajín (la secretaria de Estado de Cooperación Internacional) desde que comenzó en política. Ahora va muy arreglada y formal, sin rastros del look descuidado que tenía en el pasado. En lo que no desiste es en su afán por dotar de género al castellano: su discurso estuvo lleno de nosotros y nosotras, invitados e invitadas, ciudadanos y ciudadanas, etc.
– Estos premios son un claro ejemplo de la cercanía entre España y América Latina: entre los galardonados hubo profesionales españoles y también de México, Argentina, Brasil y Colombia. Sin embargo, el único que se refirió en su discurso a esa identidad histórica compartida y a la unidad linguística y por ende cultural de “los habitantes del territorio de La Mancha” fue José María Barreda, presidente de Castilla La Mancha.
– Antes de cada entrega se mostraba un video sobre el trabajo premiado y un mensaje de su/sus autor/es. El más informal fue el argentino Drovetto. Tanto que me dio una punzada de vergüenza ajena. Entre otras cosas dijo “piola” y que lo de recibir el premio “está bueno”.
– Entramos en medio de un diluvio gris y salimos, tras el acostumbrado cóctel, a una tarde soleada regada por una finísima lluvia. Adentro estaban los reyes. Afuera, en los jardines, ellos:

 [rockyou id=112221120&w=426&h=319]

Anuncios