Dizziness

Estaba repasando rápidamente la obra del artista hiperrealista iraní Iman Maleki cuando me quedé helada frente a este cuadro que él llamó “Dizziness” (vértigo, mareo). Me despertó dos lecturas inmediatas relacionadas con dos realidades que me incumben, la primera en forma colectiva, la segunda más personal y privada:

1- Es la imagen perfecta de lo que sentimos a veces ante la oferta inabarcable, incontrolable y abrumadora de información que tenemos a nuestro alcance (en internet, en los medios, en los libros, en el cine, en la música, etc.). Ilustra la sensación de no poder con todo y la necesidad de tomarse un respiro cuando la mente colapsa ante nuestra voracidad, de cerrar los ojos, conscientemente, a mucho de lo que hay para poder elegir algo y saborearlo con deleite.

2- Este hombre también podría ser mi propia representación en los últimos meses: refugiada momentáneamente en la literatura,  el periodismo me llama, revolotea a mi alrededor, me seduce siempre que puede, me tienta con sus cantos de sirena, pugna por ocupar de nuevo todo mi tiempo, me sigue dando el pan. 

Anuncios