Mi silencio bloguero no obedece más que a una voluntaria ausencia temporal. Es verano en esta parte del mundo y estoy de vacaciones. Aprovechando una visita familiar ideé un recorrido por algunos lugares del país que me faltaba conocer: León, Asturias (Oviedo, Gijón, Ribadesella, Cangas de Onís, Llanes, Parque Nacional de los Picos de Europa) y Santillana del Mar (Cantabria). Una vez más, España me regaló paisajes soberbios y mesas opulentas, rincones henchidos de historia, sabrosos modismos locales y un maremágnum de hospitalidad y tranquilidad. Aprovecho una breve parada técnica en Madrid antes de continuar viaje para escribir estas líneas y dejar caer algunas fotos caprichosas:

1- Catedral de León; 2- La Iglesia comienza a modernizarse: en la catedral de León se aceptan donaciones con tarjeta; 3- También en León hay bicis de alquiler público, como en otras ciudades de España; 4- No sólo hay independentismo (País Vasco, Cataluña), además ¡León pide su autonomía!

1- Covadonga; 2- Puerto de Gijón al atardecer; 3- Licores y orujos asturianos con “originales” nombres (“Hijoputa” y “De puta madre”); 4- Fabada asturiana; 5- Vista del Parque Nacional de los Picos de Europa; 6 y 7- Santillana del Mar (Cantabria).

Anuncios