Por lo visto funciona desde hace ya un tiempo, pero yo no lo había descubierto hasta ahora y fue una grata sorpresa. Se trata del conversor de divisas de Google, que permite encontrar la equivalencia entre monedas de forma muy rápida y fácil, sin tener que navegar más allá del buscador.
¿Cómo funciona? Según el tutorial de Google hay que poner en la barra de búsqueda la cantidad de dinero a convertir + el código de la divisa actual + la palabra “IN” + el código de la divisa en la que se quieren obtener los resultados (por ejemplo: 200 USD in EUR, ó 350 ARS in USD). Suena un poco complicado, porque, si no lo sabemos (altas probabilidades de que así sea, lo siento compañero de esta chispa de ignorancia), hay que buscar ese código de cada moneda en una lista.
Así que la cosa fue rápidamente facilitada para nuestra alegría: basta también con poner qué se quiere convertir, algo así como “200 dólares en euros” o “350 pesos argentinos en dólares”. Y voilá.
Hoy yo lo descubrí siendo aún más básica (pinchar en la imagen para verla más grande):