“Los hombres somos como un edificio y dedicamos al amor una habitación, las demás son para el bricolaje, para los niños, para los amigos, para el trabajo…la mujer en cambio tumba todos los muros y deja que el amor lo inunde todo. La mujer es mucho más capaz de amar que el hombre, mucho más dada, mucho más generosa y espléndida. Es así por naturaleza”.

Antonio Gala, revista Woman.

Anuncios