laura_premio2Los premios siempre vienen bien. Mentira que dan igual, que no importan, que…bla bla bla. Cuando uno sabe que el camino se hizo piedra a piedra, sin pausa y con mucho esfuerzo, que no comenzó con esto sino que viene desde mucho antes, desde el primer día, el festejo es auténtico, sentido, humilde pero sin falsa modestia, reconfortante. Y prueba, una vez más, mi personal teoría de que la vida es un búmeran. A veces demasiado lento, es cierto, pero siempre cumplidor.

Anuncios