Tan sólo seis meses después de su nacimiento, 1001Medios -Laboratorio permanente de comunicación- tuvo su presentación a lo grande en la biblioteca de ABC. Paco Torres abrió el juego al exponer los motivos que han llevado a un grupo de inquietos periodistas y grandes amigos a lanzar un espacio para la creación, el debate y la innovación en un momento en que todos buscamos respuestas en esta industria. También contó cómo, cuándo y quiénes.

Luego hubo una tertulia sobre “los límites del periodismo” de la que participaron Alfonso Armada y Borja Bergareche, ambos de ABC, y el  ilustre miembro (debería escribir “y patrono”) de 1001Medios Enrique Meneses, moderados por Juanjo Ibáñez. El programa tuvo un amplísimo seguimiento por Twitter y además se retransmitió en directo en la portada de Abc.es.

Los compañeros me pidieron que hiciera una columna de cierre. Yo soy, por compromisos laborales y personales, la menos activa de los miembros de 1001Medios, pero siempre que puedo allí estoy. Decidí, para ofrecer un final esperanzador, hablar de la vertiente positiva -por naif que pueda sonar- de esta crisis. En medio de tantos cierres de medios, recortes de personal, malos resultados financieros e incertidumbre, creo que no debemos dejar pasar esta oportunidad para la renovación y el desarrollo profesional (¿crecimiento en medio de una crisis? no me refiero a cargos y salarios, por supuesto…y lamentablemente).

Quiero decir que éste es un momento perfecto para aprender sin complejos. Todos estamos aprendiendo cada día a usar nuevas herramientas, a manejar los diferentes lenguajes disponibles y a encontrar nuestro camino en este entorno multimedia y totalmente participativo en el que ya no somos el único emisor pero debemos convertirnos en los mejores seleccionadores y mediadores.

También lo es para proponer ideas a los superiores, debatir con colegas y compañeros y experimentar tanto solos como en grupo. Por eso 1001Medios se ajusta tan bien a lo que estamos viviendo y necesitando los periodistas, porque no tiene otro fin que probar caminos, buscar alternativas y temas, discutir opciones e ideas, trabajar para que todo eso se convierta en algo productivo y compartir los hallazgos y los fallos.

Estamos viviendo una época para periodistas proactivos, que se mantengan atentos, curiosos y rigurosos. Vamos, que sean buenos periodistas (¡desde cuándo esas cualidades deben destacarse!) y que asuman con pasión y valentía lo nuevo sin desatender en ningún momento las reglas básicas -y primigenias- de la profesión.

De todo esto y mucho más trata 1001Medios, así como las charlas que tenemos en actos tan importantes y formales como el de ABC, a cada minuto en Twitter, Facebook o por correo electrónico y en cada cita que nos congrega en torno a una mesa de un bar, en la casa de Meneses o en los pasillos de alguno de los tantos encuentros de periodismo que se realizan en toda España.

Anuncios