El silencio de estos últimos meses ha estado poblado de otros sonidos: los que hacía mi hija mientras crecía en mi interior y los que gorjea desde que nació a finales de agosto.

Me he propuesto retomar mi actividad aquí, porque aunque estoy temporalmente alejada del mundo laboral no he parado de leer cosas interesantes y de reflexionar sobre diversos asuntos que me preocupan y que me gustaría compartir en este espacio. También echo mucho de menos escribir (nueva constatación de un camino que otros llamarían destino).

Lo que me falta es tiempo y no sé si podré encontrarlo tan a menudo como me gustaría, pero quiero intentarlo. También creo que la temática que atañe a este blog sufrirá otra ligera modificación. Desde que he tomado cierta distancia de la actualidad, otros asuntos y aficiones han cobrado protagonismo en mi vida o lo han recuperado, así que no descarto incluir por aquí posts más variados y sobre cuestiones más ligeras o superficiales.

A los que aún siguen ahí (no estoy muy segura de que permanezca alguien del otro lado), muchas gracias por la paciencia.

Anuncios