Un rincón de tu casa puede definir tu personalidad y retratar tu estilo de vida. Es el lema de los decoradores de interiores y aficionados al tema (internet es un terreno muy fértil para esta afición, doy fe) y la hipótesis que se propuso probar el fotógrafo francés Baudouin con su trabajo “I am a parisian lady”.

Me pregunto qué encuadre hogareño elegiría si me tocara a mí ser modelo por un día de Baudouin, qué trozo de mi espacio cotidiano me podría definir tan certeramente como para hablar de todo mi mundo desde esa imagen congelada, desde ese escenario casero inmortalizado por su cámara.

Me pregunto, también, qué verían otros ojos en ese montaje más o menos improvisado, cuánto les revelaría de mí, qué les confesaría mi personal selección de muebles y objetos, si hay consonancia deliberada o traicionera entre ellos y mis sueños y manías, cuánto me delatarían y dónde se acabaría la impostura y se revelaría la esencia.

Anuncios