Durante la espera fue sobre todo Perro salchicha, gordo bachicha, toma solcito a la orilla del mar…., pero también Osías, el osito en mameluco, paseaba por la calle Chacabuco… y cómo no …en ese lugar de Humahuaca la única sabia fue la vaca….

Desde que nació la favorita, la de las dos, es Mírenme, soy feliz, entre las hojas que cantan, cuando atraviesa el jardín el viento en monopatín…

Muchos años antes, cuando la chiquita era yo, también dejaron huella La reina batata, Manuelita, El twist del Mono Liso y el resto del repertorio de la compositora y escritora María Elena Walsh, que hoy ha muerto a los 80 años. Entonces sus historias con música me parecían puertas mágicas a un universo paralelo de fantasía en el que reinaban los animales y los niños y en el que yo quería quedarme a vivir. Ahora, gracias al grato reencuentro con la infancia al que me ha arrastrado mi hija, la había recuperado con orgullo y había descubierto que recordaba todas y cada una de sus letras y las imágenes de ese mundo escondido que convocaban en mí y que, al igual que los olores, se habían pegado caprichosa y eternamente a los recuerdos lejanos.

No me he cansado de recomendarla y de regalar sus discos, que crecen ante la comparación con el resto de la oferta musical para niños, tan maltratada y reducida. Hoy quiero volver a hacerlo, vale la pena.

Anuncios