Este “aparca-perros” está junto a la puerta de una carnicería de la zona de Garbatella, en Roma. Busqué ansiosa un “aparca-bebés”, pero por el momento no existen…creo.
Las manchas negras que se ven a la derecha de la imagen son parte de un graffiti. ¡La capital italiana está llena de ellos! Además de decorar el mobiliario urbano y las paredes, cubren completamente los vagones del metro y del tren.