Diálogo con el portero de mi edificio dos días después de mudarme, cada uno con una bolsa de basura en la mano.

Yo -Buenas noches. Ah, justo está recogiendo la basura, qué bien.
Él -No, acá cada uno se baja lo suyo.
Yo -Ah, vale, no hay problema. 
Él -Bueno, yo se la bajo a los vecinos que me dan propina.
Yo -Ah…
Él -Cada uno me da lo que puede. Pero no menos de 20 euros. Por menos no la bajo. ¿Qué hace entonces, me paga?

Anuncios