Mucha foto y mucho breve. Y sí, así es el ánimo estival: festivo, expansivo, etéreo, banal y colorido. Y yo, que me resisto ya a perder demasiado tiempo oponiendo infructuosa resistencia a las variaciones del clima, por otra parte cada vez más extremas, repentinas e incongruentes, he optado por dejarme llevar hacia el disfrute intrínseco -por cuanto tiene de liberador e inesperado- que conlleva estar sometidos a un planeta con vida (y decisión) propia. Entonces me dedico simplemente a observar las ondulaciones del ánimo ligadas a los cambios de temperatura con espíritu permisivo y testimonial.

Todo esto para decir que tengo varios temas sobre los cuales me gustaría explayarme pero que, a riesgo de no dejar constancia jamás de ellos, vuelco aquí resumidamente:

1- Finalmente se lanzó la nueva edición de Caza de Letras, el primer reality show literario. Aunque lamentablemente sigue estando restringido a México (lo organiza la Universidad Nacional de ese país), se han ampliado las bases de manera tal que pueden participar no sólo los nativos sino también los extanjeros residentes en suelo mexicano. Esta segunda vuelta versará sobre novela breve, en lugar de relato como la inaugural, y el ganador recibirá junto a un premio en metálico (doblado tras el éxito de la iniciativa) un contrato con la editorial Alfaguara. Más información AQUÍ.

2- Desde hace unos pocos días una nueva troupe de aventureros de todo el mundo atraviesa Europa con sus brújulas apuntando a Mongolia. Son los participantes del Mongol Rally 2008, que este año incorporó a Milán como tercera cabecera de partida junto con Londres y Madrid, esta última estrenada el año pasado. Mientras entonces fueron diez los equipos españoles participantes, esta vez hasta cincuenta se apuntaron a la alocada iniciativa con fines solidarios.

3- “El retrato robot del usuario de Twitter se corresponde con el de un varón (75%), de entre 21 y 30 años (56%), bloguero (83%), vinculado al mundo de internet y las nuevas tecnologías (72%), que utiliza la herramienta por interés profesional (52%)”. Así comienza el informe de resultados de un estudio que se hizo entre usuarios de esta plataforma de micro-blogging y “chateo abierto” que es, entre otras muchas cosas, Twitter. Ya se habló bastante de esto en la blogosfera española y argentina (aunque la encuesta se realizó fundamentalmente entre usuarios de España), así que sólo me limitaré a decir que sí, que la mayoría de los que usan Twitter son geeks; que lo del género y la edad es relativo (yo soy prueba de ello) y que la utilidad profesional -que queda muy bien- hay que tomarla con pinzas o, más bien, mirando lo de “profesional” con cierta amplitud (es decir, incorporando el impacto que tiene sobre lo profesional la formación de redes de contactos personales y el estar informado sobre diversos temas).

Anuncios